Páginas vistas en total

lunes, 25 de octubre de 2010

Vista Paraiso

Nuestra segunda experiencia con la lanza, nos ha permitido perfeccionar lo aprendido en la primera sesión. El sábado, para los compañeros/as que no pudieron estar, practicamos deslizamientos y desplazamientos con la lanza, mientras descendíamos por otra parte del risco del Ancón, orientada al noroeste, próxima a la entrada de la finca que lleva el nombre del risco y a la que llamamos Vista Paraiso. Ya en las huertas, practicamos el brinco a pies juntos y la utilización de la lanza para subir, incrementando la altura en ambas prácticas. Se incorporaron nuevos compañeros/as con ganas de aprender y saltadores de ediciones anteriores del curso. Además contamos con el apoyo de dos miembros del colectivo, Fran y Cecilio, saltadores experimentados de los que siempre se aprende, gracias a los dos por el apoyo y la generosidad. Además quedaron encargadas Elsa y Lola de escribir unas palabras, desde que lleguen las publicaremos. Saludos    

¿Qué es el Tagoror Chiregua?



Nos parece importante que conozcan un poco más al colectivo. Ya les decíamos, que irían pasando por la escuela, los saltadores y saltadoras que lo componen. Pero para que se vayan haciendo una idea,  el Tagoror Chiregua es un colectivo que se constituyó para el conocimiento, práctica, enseñanza y promoción del Salto del Pastor y el Juego del Palo Canario. Sus integrantes proceden, en su mayoría, del Valle de La Orotava, y comenzaron a practicar el Juego del Palo Canario (estilo Déniz) en el año 1992 y el Salto del Pastor en el año 1996. En el año 1997, el núcleo inicial de personas, que ya venía trabajando desde el año 1992, decide institucionalizarse y crear así este club de juegos y deportes tradicionales.
Nuestra junta directiva está compuesta actualmente por los/as siguientes compañeros/as: Francisco Javier García Socas, Eduardo Marrero Marrero, Petra García Febles, Aníbal Díaz Pacheco y Antonio Rodríguez Álvarez.
El resto de compañeros/as son: Hermógenes Alonso González, Juan Báez García, Luis Enrique Martínez Carmona, Rubén Cabrera González, Yolanda Méndez Hernández, Yedra de Vera Borja, María del Carmen Perdomo Afonso, Cecilio de Vera Estévez, José María Pérez Baso, David Pérez Padilla, Ricardo Luis Díaz Pacheco, Ana María Portero Álvarez, Mariana Puertas Carmona, José García Jacinto, Lorenzo Ramos Villar, José Domingo Hernández Díaz, Horacio Rodríguez Delgado, Pedro Hernández Fuentes, Carmen Dolores Rodríguez Hernández, Pedro Máximo Lemes Brito, Valentín C. Rodríguez Real, Aquilina María Linares Quintero, Juana María Sosa Abrante. Esperamos que todos/as se dejen ver por la escuela y podamos aprender con ellos... 

lunes, 18 de octubre de 2010

Bienvenida

                                                            Compartiendo conocimientos, el deslizamiento.

Bienvenidos/as al risco!!!!! Una ilusionante experiencia... Queremos compartir con ustedes la construcción de esta "Escuela de Salto del Pastor". Los sábados en el risco y durante la semana en nuestro Blog. Esperamos que esta fórmula, sirva para estar "conectados" a esta práctica tradicional, durante mucho tiempo. Prentedemos que se ilusionen con el risco y las posibilidades que nos brinda, conocer espacios naturales, viejas costumbres, nuevas gentes, historias y cuentos de nuestra tierra. Que lo disfruten...  

El Ancón

        
                                                                                    Primeros brincos

Nuestro primer contacto con la lanza, ha sido en el sendero que baja desde Santa Úrsula hasta la playa del Áncon, disfrutando del risco que lleva este nombre. En un entorno privilegiado, caracterizado por abruptas paredes y antiguos terrenos de cultivo, hoy recolonizados por algunas de las especies que en su día constituyeron un bosque termófilo. El nombre de este lugar proviene del latín y significa “codo, ángulo”. Se aplicó por ampliación metafórica como “ensenada o parte del mar que entra en la tierra. Esta definición la conocimos por Marcial Morera, en su Diccionario del Habla Canaria. Los colonos españoles rebautizaron tras la conquista la geografía insular y sus suelos se llamaron desde entonces barrancos, lomos, montañas, etc. como en España. Sin embargo se encontraron con características de nuestra geografía, para las que no tenían palabras y entonces las crearon, de ahí surgieron en Canarias: degollada, caldera, roque, picón, ancón, bufadero o caldero.