Páginas vistas en total

jueves, 9 de diciembre de 2010

Memorias de Taoro 2010

Queríamos compartir con los alumnos de la escuela de salto, la experiencia que hemos vivido este fin de semana. Lo haremos por partes y esta es la primera "Introducción"... Como saben el colectivo lleva un año trabajando en la preparación  del XIX Encuentro Nacional de Salto del Pastor, que llamamos Taoro 2010. El desarrollo del mismo, fue el fin de semana pasado, motivo por el que quedaron suspendidas las clases de salto, que por cierto, retomamos este sábado a las tres y media como siempre. Esta es una cita obligada en el calendario de la Federación de Salto del Pastor, siempre en el puente de la constitución. Se trata de un encuentro de todos los colectivos de las islas, donde se mezclan los brincos, con la adquisición de nuevos conocimientos, con los afectos, la fiesta y la buena compañía. Para el colectivo a supuesto un año de duro trabajo y hemos necesitado de la colaboración desinteresada de mucha gente. Desde aquí nuestro agradecimiento a Jose y a Yohana, ya iniciados en esta práctica y a los que nos encantaría apadrinar como miembros del colectivo, y a Dani, Lola y Tania a los que les queda todo un año de escuela, ánimo y gracias por el esfuerzo de estos días. Ya saben lo “duro que es ser canario” jejeje.


Viernes 3 de diciembre “Encontrándonos…”.  

Como todos los años por estas mismas fechas, el Encuentro Nacional de Salto del Pastor Canario daba sus primero coletazos el viernes 3 de diciembre. El mismo, “TAORO 2010” fue organizado por nuestro colectivo con gran ilusión, afecto y cohesión entre todos los miembro del Tagoror Chiregua. La estancia se desarrollo en el Colegio San Isidro-Salesianos (La Orotava) donde la tarde del viernes comenzaban a llegar las diferentes jurrias en las que se entremezclaba la alegría por encontrarnos con viejos amigos saltadores y algunas caras nuevas que siempre enriquecen los encuentros. Tras la presentación del encuentro por parte de la presidenta de la federación (Yurena) y de nuestro presidente (Fran), se dio paso a la charla “Taoro es su nombre” desarrollada por nuestro amigo y compañero Juan Báez. Previo a la charla, Petri realizó una magnífica y emotiva presentación del conferenciante, en la cual más de un nudo de emociones se unía a las sonrisas de felicidad y satisfacción de todos los saltadores que veían que esto estaba ya rodando. Como era de esperar, Juanito nos dio una lección magistral del término Taoro, de Imobard, de Benitomo (¡Ojo! no Bencomo) y de numerosos aspectos de nuestros antepasados, con gran sabiduría, rigurosidad, síntesis y capacidad explicativa. Finalmente, la noche acababa (para algunos) con la presentación de los diferentes colectivos y con la descripción de las rutas del siguiente día.


Sábado 4 de diciembre “Brincando riscos de Taoro y Güimar”

Tras comenzar el día con un pequeño madrugón y desayuno, nos repartimos en las diferentes guaguas que nos llevarían rumbo a Las Cañadas del Teide. Por el camino tuvimos el privilegio de contar con tres prestigiosos conocedores de nuestra historia (Ricardo, Tino y Juanma) los cuales nos fueron amenizando la subida con curiosidades de los usos y aprovechamientos del monte del Valle de la Orotava. Ya en el Parque Nacional, baifos, jairas y guaniles caminamos por los riscos hacia Igueque donde Tino Criado,  desde un lugar privilegiado donde se observaban tanto el Valle de la Orotava como el de Güímar, nos explicó de forma clara y concisa la formación por deslizamiento de ambos. Allí, todos acurrucaditos buscábamos calorcito observando con preocupación las tremendas nubes negras que se aproximaban a la zona. Terminada la charla, nos separamos con rapidez hacia cada una de las rutas para poder evitar la previsible tormenta que se nos venía encima. Ya en camino, todos poníamos nuestras buenas energías y sensaciones para que Petri las canalizase pidiéndole a la Madre Tierra que, tras un año de trabajo duro preparando el encuentro, nos dejase disfrutar de las rutas planteadas. Finalmente, tanta buena energía dio su fruto y baifos, jairas y guaniles pudieron realizar la totalidad de los recorridos con un tiempo generoso en el que hasta algún rayito de sol se dejó ver. Los baifos continuaron disfrutando no solo de los hermosos pinares y de la piedra del Gollete, de las bencomias y de los madroños, sino también del enorme conocimiento de Juanma Carmona que los acompañó durante todo el camino hasta llegar a la piscifactoría, donde Hermógenes los esperaba con unas cervezas bien fresquitas y su característico salero. Las jairas, caminaron sin distracción barranco abajo entre piedras y lajas mientras eran observados por los siete ojos, los cuales recordaban con añoranza a nuestros antepasados que habitaron sus tubos volcánicos. El tramo final del recorrido, tras rodear la Piedra de la Rosa y transitar por el camino de Chasna, la ruta finalizó en el Dornajito con una enriquecedora charla de Ricardo Guerra y los asentamientos en el monte del Valle de la Orotava. Por último, los guaniles caminaban (¡algunos corrían!) por el Pico de Cho Marcial en busca del Volcán de Arafo y la Cañada de Pedro Gil. Unos pasitos delicados de bastoneo fino demostraron que no todo es el salto a regatón muerto, y que en ocasiones más que una lanza larga se necesita una buena templanza de nervios que ayuden a pasar determinados puntos. La subida final se disfrutaba pensando en las cervezas frías que nos estarían esperando en la guagua a nuestra llegada al mirador de las Crucitas, pero al final, solo fue una motivación ya que nunca llegaron (ooooooooooo!!!!!!!!!!!). Para terminar el intenso día, y tras descansar y cenar, Pedro Felipe Acosta -famoso director y realizador- nos hizo vibrar con las espectaculares imágenes de su primer capítulo de la serie “Canarias, reductos de biodiversidad”.

Domingo 5 de diciembre “Brincando riscos de Tegueste y Anaga”


El domingo no costó despertarse, se hizo poco y había ganas de seguir brincando. El desayuno se adorno con grandes panes y no hubo quien no agradeciera este gesto, no pasamos hambre pero si desconsuelos. Anunciado la entrada de un temporal por el suroeste de la isla, nosotros como compinchados con el tiempo, nos dirigimos a Tegueste al otro lado, brincando cualquier inclemencia del tiempo. El ascenso al risco lo hicimos por el camino de los laureles, donde David gustosamente aclaró las peculiaridades del monte verde, que encontramos en este camino. Cuando llegamos a la ermita de la Arañita se organizó una pose de todo el grupo para sacarnos una foto, una tradición arraigada en los encuentros. Después de la foto continuamos camino hacia la Gollada, donde estaba previsto la división del grupo por niveles baifo, jaira y guanil (si quieren ver las definiciones de niveles pueden ir al cuaderno de rutas). La anécdota en este lugar la protagonizaron los participantes de una maratón en Anaga, con los que compartimos camino y a los que jaleamos a su paso. Las rutas previstas eran cuatro: la Mesa de Tejina, el Lomo de la Rosa, el Lomo del Medio y el Revolcadero, esta última la ruta estrella de este encuentro para alguno de nosotros.
Los saltadores las disfrutaron, eso es lo que nos decían durante la ruta y ya en Bajamar, punto de encuentro y buen final. Imagínense, terminar de brincar en una piscina, con un bar al lado donde poder hidratar… Se bañaron, se rieron, se hidrataron, cogieron solito y nos felicitaron mucho, así que todos contentos. El día no terminó aquí, ya en La Orotava disfrutamos de “los andares del agua”, una charla y visita, guiada por Sergio, desde las cuatro esquinas en la villa de arriba, hasta el jardín del marqués de la Quinta Roja. Desde aquí nuevamente gracias, nos encantó, le podríamos pedir que la repitiera un día para ustedes. El día termino a lo grande, de verdad, Carmen Nieves una de las mejores conocedoras de nuestra música tradicional, nos deleitó con una charla fantástica. Supo acompasar sus palabras con la compañía de la música, las imágenes y el baile. Preciosa malagueña, la que bailó con Yolanda y con Petri. Para terminar Petri nos regaló un taller de baile, también echó una mano Elvira, amiga del colectivo y todos los que sabían bailar la isa, que bueno estuvo y al final parranda…

Lunes 6 "Brincando riscos de nuestra escuela"

Y el lunes nos levantamos, algunos corriendo preparando mochilas para volver a casa, otros  resacados después de la fiesta de la noche anterior. Los noveleros nos subimos a las guaguas que nos llevarían a Tamaide, desde donde nos dirigimos, caminando, hasta el barranco del Pinito. Alrededor de unas cien personas brincamos por el risco. Algunos tuvimos la suerte de ver las Cuevas de Benitomo y todos al cabrero de la zona. Fue emocionante brincar bajo la atenta mirada de la gente que se congregó en el mirador de Humbolt. Nos recibieron con vitores, aplausos y hasta una cámara de televisión. Siguiente parada obligada fue el estanque donde se encontraba la pintada del Encuentro. Nos sacamos la foto de rigor, y algunas más, y nos pusimos camino a Santa Úrsula. Hasta entonces baifos, jairas y guaniles caminábamos juntos. Una vez allí, nos dividimos: baifos por el sendero que baja al Ancón, jairas y guaniles por el risco con la misma dirección. Todos disfrutando del buen tiempo y del mar siempre presente. Con la pena de no podernos acercar a la playita, buscamos consuelo, y lo encontramos, en la furgoneta de Eduardo, donde disfrutamos de unas merecidas cervecitas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario