Páginas vistas en total

martes, 29 de noviembre de 2011

Camino Las Breñas-El Puertito


Que bueno que pudimos brincar, este fin de semana acompañó el tiempo y se notaron las buenas energías con las que todos/as llegamos al colectivo. Gracias por llegar puntuales, ahora que los días son más cortos cuando antes salgamos mejor, así podemos estar más tiempo disfrutando de los brincos. El sábado en el camino de las Breñas, que desde la parte baja del Sauzal que linda con la Matanza, llega hasta la zona conocida como el Puertito, en Rojas. La bajada por el camino permitió que retomaran el contacto con la lanza y practicaran el desplazamiento de la misma, algún brinco a precisión y también largos bastoneos. Además los antiguos alumnos/as que nos acompañaron bajaron por el risco acompañándonos y mostrando al grupo lo que terminarán haciendo, motiva verdad???
Todo esto acompañado de unas bonitas vistas, nuevas para muchos de ustedes, y de buen ambiente, así que bajamos compartiendo práctica y anécdotas. Además encontramos un conchero, que nos salió al paso descubierto por las lluvias, y tuvimos la oportunidad de hablar de la funcionalidad que pudieron tener para los guanches y también para las generaciones de canarios que más recientemente se asentaron en esta zona. También Luis nos hablo de la cueva de los Santos, que se ve desde el puertito, y nos envió esta reseña que queremos compartir “se trata de una cueva situada en el Sauzal, hoy en poder de una familia alemana la que impide el acceso a la misma. Esta cueva tiene dos Ídolos de piedra de origen guanche que el siglo XIX, fueron revestidos de una capa de cemento para moldearlos dándoles apariencia de santos paganos católicos”, sabemos que todos no la vieron así que otro día que estemos por allí se las enseñaremos, recuérdenlo!!!.
Volviendo a la práctica, felicidades!!!!!, comentábamos con Cecilio, Eduardo y Horacio (gracias por acompañarnos) los avances realizados por el grupo, buen equilibrio, cada vez a pies juntos mejor frenada y también control de la misma, esto lo demuestran en los bastoneos verticales que ya son capaces de hacer, de verdad que esto no es nada fácil. Pensamos que se resentirían después de unos días sin saltar, pero el cuerpo también tiene memoria, y por lo que vemos la de ustedes es muy buena, así que a sacarle partido.


Nos vemos el sábado, un abrazo para todos/as!!!!!

PD: sería interesante que trajeran linterna o frontal, por si nos coge la noche saliendo del risco.

martes, 22 de noviembre de 2011

Reportaje de VKS con el Tagoror Chiregua

Hemos tenido mala suerte con el tiempo, seguro que este sábado podremos retomar las clases, si lloviera no dejen de venir que tenemos preparadas alternativas y como ya les hemos dicho la zona del Rincón suele salvarse de las lluvias. Gracias a todos/as por preocuparse de llamar para avisarnos, no pierdan las mañas.  

 

jueves, 10 de noviembre de 2011

Risco y huertas del Ancón

Nos fuimos satisfechos a casa, me atrevo a decir que todos -alumnos y monitores-, después de la tarde de salto del pasado sábado. Al menos ese era el ambiente que se respiraba, entre tapas, refrescos y alguna cerveza que nos tomamos después de la práctica. Tuvimos que unir dos mesas para caber todos, y enseguida nos sentamos, medio molidos algunos, cansados otros, pero con ganas de más la mayoría. La clase había sido intensa y se notaba en los cuerpos y las ropas.El lugar propuesto por los monitores propiciaba no parar, y aunque cada uno elegía su momento de descanso, entre tanta diversidad de paredes, riscos y obstáculos era difícil detenerse. Y así los alumnos saltaban a pies juntos y de banda, trepaban o practicaban bastoneos verticales de precisión. Las huertas ofrecían multitud de posibilidades, y así surgieron "talleres temáticos" especializados en las más diversas técnicas. Había, por ejemplo, el de salto a pies juntos para principiantes, el de salto a precisión para perfeccionistas, el de cómo brincar con la izquierda sin estresarse o el de rutas por varias terrazas para aventureros. En todos se oía comentar los avances y corregir los errores, y monitores y veteranos se afanaban en ayudar a los aplicados alumnos. Se tuvo, en definitiva, una excelente tarde de salto, con ambiente agradable y distendido, en un curso en el que el brinco es una de las tantas cosas que se pueden aprender.