Páginas vistas en total

martes, 21 de mayo de 2013

FIN DE CURSO……. TARUCHO


Como casi todo en la vida llega a su fin, ayer 20 de mayo fue la última ruta del Curso de Salto 2012-2013. Antes de pasar a describir la misma vaya por delante una opinión personal que creo que el resto de mis compañeros/as  de curso suscribirían de la a a la z. Desde hacía mucho tiempo, tenía un sueño que no había hecho realidad por diferente motivos: laborales, personales o de otra índole y este grupo humano tan excepcional que son los miembros del colectivo del Tagoror Chiregua lo han hecho posible, a todos y a todas muchísimas gracias por permitir satisfacer estos deseos de manera desinteresada y con un derroche de paciencia, responsabilidad y maña digno del  mayor elogio.

Paso ahora sin más preámbulos a comentar lo de ayer. Como cada domingo, quedamos a las 9:00 en el Colectivo y después de los besos y abrazos de rigor, cargamos las lanzas y nos dirigimos al Caserío de Masca. Allí dejamos un vehículo y pusimos rumbo a la Cumbre de Erjos. Al llegar, hacía un “pelete” que cortaba el hipo.  Desde allí subimos tras una corta y empinada caminata hasta la Cumbre de Gala, lugar de partida de la misma. Descendimos hasta la Degollada de Mesa para luego volver a ascender hasta el alto del Risco Verde, por el camino nos detuvimos brevemente a contemplar una curiosidad geológica en nuestra isla, un enorme dique sálico (compuesto de lavas básicas) que no es frecuente ver sobre todo en las vertientes norte de las islas. Al llegar a la cima, el Dios Eolo, en su versión canaria, Alisios, soplaba de lo lindo. Por más que nos acompañe con relativa frecuencia no logramos adaptarnos a su presencia por lo incómodo que resulta saltar en su compañía. Demostración a unos “ guiris” de cómo va esto del Salto, mini avituallamiento y… ¡A Saltar!
Laderas Abajo, disfrutamos de bastoneos finos y de precisión, saltos de pies juntos, saltos de banda, lo más eruditos regatones muertos, en fin hubo de todo. La vista, cuando la niebla nos abandonó, era espectacular, el Macizo de Teno desde las alturas con el mar y La Gomera al fondo era un espectáculo visual inigualable. Además como es de costumbre, nuestra compañera Ana con sus puntuales y sabios comentarios nos va ilustrando en lo de la botánica, vimos una especie de pasteles de risco a los que curiosamente se les denominan úteros, cosa que la mayoría desconocíamos, Chahoras (Sideritis), Tabaibas Mejoreras (Euforbias Atropurpúreas), Telines,  Retamones ( Telines Canariensis), monanates, Capitanas (Phyllis Nobla), Cardones (Euphorbias Canariensis), Coranzoncillos de Masca (Lotus mascaencis), Coronas de la Reina( Gonospermum fruticosum), Escobones (Chamaecitisus proliferus), Juagarzos (Cistus monspeliensis) Malpicas (Carlina falcata / salicifolia) que pican que es un placer y un sinnúmero de especies más que sería prolijo enumerar ahora. Y saltando, saltando, hablando y aprendiendo, llegamos al “tajo” imponente que separa  el Tarucho del macizo, descendimos con batoneos muy precisos y luego ascendimos a la cumbre de la prominente mole basáltica para allí tomarnos el almuerzo, compartiendo entre todos nuestras viandas. Luego vino La  parte más emocionante y bella de la ruta.

Según nos contó Juan, Tarucho en lengua aborigen significa desriscadero o “erriscadero” que diría un castizo. Y vaya que sí, alguna hizo honor al nombre y de un soberbio “talegazo” fue a dar con sus huesos en tierra para degustar el juagarzo y  olisquear una “ bimba” basáltica que se interpuso en su camino, sin mayor trascendencia, pero el susto en el cuerpo de los que allí estábamos no nos lo quitó nadie. Seguimos laderas abajo y pasamos por una especie de cueva con pared adosada de enterramiento denominadas cistas (como las de Gran Canaria)  , según nos contó Juan. Y llegamos al fin de la ruta y del curso en la Plaza de Masca donde como suele ser habitual saciamos nuestra sed con el refrigerio que supo a gloria. Vuelta al colectivo y ……. Hasta el curso que viene. Espero seguir saltando el resto del verano hasta que llegue septiembre, si me invitan  los miembros del Colectivo y que si la salud no me lo impide pienso seguir practicando y aprendiendo el curso que viene.
Agradecer a mis compañeros de curso su afecto, buen rollo y excelente predisposición y ruego me perdonen algún comentario o acción inoportuna que pudiese haber sido molesta en algún momento del curso. A Todos/as  muchas gracias y un Fuerte Abrazo.
Pedro

viernes, 17 de mayo de 2013

Sombrero de Chasna


Eran las 9:00 de la mañana, cuando el colectivo Tagoror Chiregua se presentó en El Rincón para partir hacia la ruta. Sacamos, limpiamos y echamos sebo a las lanzas, aunque alguno se equivocó de lanza… jeje, y partimos hacia nuestro objetivo: “El Sombrero de Chasna”.  Hora y media de camino en el coche y por fin llegamos pero nos faltaba aún otra hora de caminata. Cuando llegamos arriba, a la cima, nos esperaba el Gran Padre. Una vista impresionante de todo el Llano de Ucanca con el Pico Viejo y El Teide al fondo. Nos sacamos fotos y almorzamos. El mismo ritual de siempre, Petri ofreciendo avellanas, Fran higos pasados, etc.

Nos enteramos gracias a Ruso y a un mapa de las islas Canarias que la mayor producción de dátiles en la isla estaba en Teno… Continuamos nuestro camino pero antes de bajar Petri y Yedra se sacaron  de la chistera o en este caso de un zurrón, un antiguo ritual. Nos pusimos todos en círculos y como antiguos bereberes empezamos a danzar en un entorno único e irrepetible “No hay betún, No hay betún…”

Ya dentro del cauce del barranco, empezamos a descender como pastores adaptándonos al entorno. Descubrimos saltos de varios tipos: bastoneos, regatones muertos, lado a lado, etc., hasta llegar a un lugar único, descubierto por el gran “rutólogo” Cecilio. Nos adentramos en una galería de agua, nos quitamos las botas y descubrimos unos chorros de agua naturales que caían filtrándose por la roca. Dejándonos llevar por el cauce del barranco y por la compañía de nuestras amigas Loba y Lila, llegamos al final de un día lleno de anécdotas, aventuras y sobre todo mucha tradición canaria:

100% puro pastor
Ruso y Jorge, amiguitos de Petri y de Juan que a su vez son amiguitos de un pastor de Teno y a su vez es amiguito del risco.

lunes, 6 de mayo de 2013

Sebo, Cuero y un Cadaver Exquisito...


Este sábado reunimos a los alumnos de este curso de la escuela y los del año anterior. Los primeros para que aprendieran a preparar el sebo de cabra que usamos para facilitar el deslizamiento por la lanza y los segundos para preparar los cueros para sus lanzas. Pasamos una tarde agradable y quisimos hacer un guiño poético para el blog, realizando entre todos un “Cadáver Exquisito”. Se trata de una técnica usada por los surrealistas en el primer cuarto del siglo pasado, escribían por turno en una hoja de papel, la doblaban para cubrir parte de la escritura, y después la pasaban al siguiente jugador para otra colaboración. Se trataba de escribir de forma colaborativa sin saber qué escribía el anterior. Un placer compartir experiencias con gente con inquietudes por aprender, por enseñar, por participar, por compartir, por difundir, muchas gracias a todos/as y especialmente a Toño, que facilitó todo lo necesario y más, para la realización de los dos talleres.  Nuestro "Cadáver Exquisito" quedó así:
 

Olor, perfume, aromas… sabor a
Tratando de encontrar la inspiración en compañía de tradiciones y acompañados
Esta semana no saltamos, pero hicimos taller de sebo y cuero, y según prometen después habrá refrigerio y ….
El cuero sobre la mesa, el cutter presto en la mano, el sacabocados y el martillo y la sabia maestría del compañero Toñito, convierten en una pieza irrepetible el protector de cada lanza, cada una diferente, cada una el sueño hecho realidad de su propietario. Taller de cuero una tarde en el Tagoror.
Y la curiosidad de Diego, impregnándose de todo: los olores del sebo, los sonidos del trabajo del cuero…
Cuero, sebo, martillazos, cordones, unos por un lado otro por otro y al final todos juntos y
Compartir juntos los dos grupos, de olores y martillazos. Un día de convivencia familiar dónde algunos volvemos a rencontrarnos después de un tiempo. Parecíamos que retomábamos nuestros años de talleres y manualidades, jejejeje.
Se echaron de menos los restos de carne y grasa putrefacta, además del orégano mitigador.¡Qué curiosos los cursos del Tagoror! Cuanto más fácil se lo ponen a l@s alumn@s más se aplican. Felicidades por ese afán de superación. Rematar la lanza con el cuero mientras nos acompañaban los aromas de la creación del sebo… Se coloreaban en nuestros ojos un dulce y comelón  final
Y con barriguita llena todos contentos
La comida estuvo muy bien,  y valió la pena oler y hacer todos los talleres
Después de 40000 cueros ya somos unos expertos. Mañana taller en la calle para venderlos.
Lo mejor de todo el día la comidita que nos tenía preparada Petri  jajajaj muy buena!!!!! al final
mientras yo comía ustedes escribían je!... jer!...no, es broma espero que hayan disfrutado, aprendido y queda pendiente el taller de regatones.

jueves, 2 de mayo de 2013

Masca y el rabo de gato

El pasado domingo 28 de abril a las 9 de la mañana, nos encontramos en la plaza de Buenavista. Ese día fue muy especial porque no sólo fue nuestro colectivo, también fueron algunas personas de otros colectivos y también los chicos/as de la casa de la juventud. A las 10:30 cogimos la guagua para dirigirnos hacia Teno. A las 11:30 de la mañana nos llegamos a Masca, dispuestos a pasar un día maravilloso todos juntos de risas y fiestas. Antes que empezáramos a bajar el barranco nos explicaron las zonas que teníamos que limpiar y dividirnos en varios grupos, después de todo esto empezamos a bajar. Hicimos varias paradas para descansar. Mi grupo tuvo que limpiar por la pared del barranco y el resto fue por el cauce. Después de varias horas caminando, saltando y limpiando, el barranco se iba acabando.



Como de costumbre, al llegar nos esperaba un buen baño. Aunque en esta ocasión se echó de menos el tradicional “refrigerio”. Agrupados todos, nos llevaron en barco hasta Teno. Y al finalizar la ruta llegamos a Teno, algunos más cansados que otros, pero valió la pena, estuvimos esperando la guagua hasta que nos vinieron a recoger para ir a Buenavista.



Cuando llegamos a Buenavista, unos se fueron y otros continuaron la ruta con el refrigerio como debe ser. ¡Qué tradicional es el grupo!Así que colorín y colorado esta ruta tan divertida se ha acabado. Espero que se lo hayan pasado muy bien.



¡Aaaaaaaaaaah, se me olvidaba! El que vaya con Fran en su coche, a la próxima ruta, que tenga cuidado que no le deje detrás. Para finalizar quisiera agradecer a Juan, Petri, Fran y compañeros por la paciencia, el cariño y todo lo demás que me han dado en estos meses. Gracias por hacer realidad el sueño de convertirme en saltador.
Un abrazo y nos vemos en el risco con viento fresco, que el calor no es bueno pa’ la brincadera,
EDUARDO