Páginas vistas en total

miércoles, 29 de octubre de 2014




                                         

                            IMPRESIONES DE UN PRIMER DIA




    
 El pasado día 26 de Octubre nos reunimos en la sede del Tagoror Chiregua, en el Rincón, para iniciar nuestra andadura en la práctica del Salto del Pastor.
 Nuestra experiencia comienza con esa lanza con regatón, con esa asta firme que en épocas pretéritas manipulaban los guanches, con ese garrote indomable que utilizan algunos pastores canarios, brincando por riscos para acotejar a sus rebaños.
 No me puedo imaginar una forma más razonable, ingeniosa y rápida de bajar o transitar por una montaña.




Untamos con sebo o aceite, según convenga, las astias y nos disponemos a bajar por el barranco del Pino. Formamos dos grupos: el de los iniciados( Fran, Garoé, Pedro, Kevin, Goyo..) que se adelantan y el de los neófitos;  un auténtico lujo contar, en el grupo de los nuevos, con tres profesores ( Petri, Javi y Enrique) para tres alumnos (Jesica, Jenifer y el que suscribe). Tras indicarnos como transportar el garrote, las posturas, el agarre etc. , nos inician en la técnica del bastoneo, la cual practicamos hasta llegar donde se están realizando las obras de acceso a la playa de los Patos. Desde allí cogemos una senda-balcón, hacia el oeste, donde nos estaban esperando los iniciados con dos jóvenes pardelas cenicientas. Ellos ya habían soltado una y quedaban dos más. El amigo Enrique, trabajador en el Medio Ambiente y conocedor de estas aves marinas, nos ilustró, con su buen hacer, sobre estos simpáticos animales. Las encargadas de la suelta de las dos pardelas restantes fueron Jesica y Jenifer. Las jóvenes pardelas volaron por primera vez triunfantes hacia el mar, en busca de su libertad, de su destino. Fue un buen presagio pues acabamos la jornada sin percance alguno.

 



 Con un sofocante Lorenzo pegando fuerte continuamos hasta llegar a unas huertas, estructuradas en bancales, donde Petri, Javi y Enrique nos aleccionaron en la técnica del salto a pies juntos (los pies quedan a ambos lados del regatón). Lo realizamos primero a baja altura para después atrevernos en unas paredes más altas. Subimos a lo alto de las huertas para poder descender utilizando las ya mencionadas técnicas de bastoneo, salto a pies juntos y una nueva: el salto a banda (Los pies quedan a un lado del regatón).



Ya, en medio de la finca, nos reunimos todos para comentar, hacer unas fotos y disfrutar saltando. Los maestros e iniciados se atrevían  con otras técnicas más arriesgadas como la del salto a regatón muerto.  El amigo Iñaki, del “Colectivo Aguere”, que venía de visita para ver la suelta de las pardelas y el amigo Goyo nos deleitaron con su comunicación con el silbo  gomero. Para cerrar esta grata velada y después de guardar las lanzas nos marcamos unas cañitas y unas tapas en el restaurante San Diego (caña y tapa = 1.50 €).
  Que tarde más completa, didáctica y  entretenida. Y sobre todo un  placer disfrutar de personas tan auténticas.
  Un abrazo entrañable a todos.
                                                           
  Ricardo Sendino Lucas.





¡Emocionada¡


             Hace cuatro años comencé una aventura que no pude finalizar, por eso digo ahora que estoy muy orgullosa de escribir en esta primera página del diario del nuevo curso de Salto del Pastor.



 LA RUTA
Poco puedo decir de la ruta, pues nos llevaron a saltar a unas huertas, jajajaja,  pero las vistas son espectaculares,  todos mirábamos la playa con los dientes largos, pero…tocaba saltar¡

LOS PROFESORES
Este año los profesores son Petri, Enrique y Javier, allí nos enseñaron primero a bastonear barranco abajo y cuando llegamos a las huertas a saltar a pies juntos, de banda o lado, regatón muerto (nooooo éste noooooo, que somos novatos, jajajajajaj), etc. Yo al final pensé que había inventado un nuevo salto que es caer como un saco de papas, pues con tanto calor y el agotamiento…!ya no podía mas¡ Pero no, Jennifer y Ricardo también lo empezaron a hacer¡¡ jijiijiji


UN ALTO EN EL CAMINO  Enrique nos tenía una sorpresa, pues hicimos una suelta de pardelas y a mí me tocó una, jijiiji; nos explicó algunas curiosidades del animal muy interesantes.

       Al enfocarla frente al mar para que se relajara sus ojos contemplaron el mar y el horizonte y sintieron el deseo de libertad, Aaaaaaaaarribaaaaaa, buen viaje amiga¡¡¡



UNA MIRADA AL PASADO De vez en cuando por el rabillo del ojo miraba a los veteranos y empecé a recordad las aventuras de antaño.

            En aquel momento los profesores eran Juan, que me encanta su serenidad, para mí que llevaba resortes en los pies, y Toñito (que ahora que es padre se hace llamar Antonio) su atrevimiento y destreza a la hora de saltar siempre me ha alucinado.
 Entre los nóveles estaban Verónica ( mi hermana perdomera), Javi (que ahora es mi profesor), Geli, Domingo Sabrina, Benito, Tania, Lola, etc…los recuerdo con mucho cariño.
 Entre los veteranos Fran destaca por su elegancia al saltar y Petri  con su grácil figura, se defiende con gran habilidad, entre otros Cecilio, Jose, David, Luis Eduardo…
 La familia a aumentado a lo largo de este tiempo María José, Kevin, Enrique, Katy, Goyo, Garoé, Coral, Alexis, Pedro (gracias por enseñarme el “naife”, jejej) y un largo etc.


VOLVIENDO AL PRESENTE

Conocer rincones de nuestra isla, visitar lugares que son impensables sin lanzas, compartir caminos, disfrutar de la naturaleza…Invito a la gente a que venga y prueben aunque sea una sola vez, que si la experiencia no les gusta, con esta familia de saltadores pasaran una buena tarde. ¡Garantizado¡



            Y ya para finalizar decirles que los espero el sábado con los brazos abiertos, bueno no, que  estoy llena de agujetas¡ jajajaja… nos vemos en el risco¡¡



                                                                                                                  Jéssica